Artículos destacados
  • Eterno Presidente Kim Il Sung

    Biografía Presidente Kim Il Sung

  • Querido Dirigente Kim Jong Il

    Biografía del Querido Dirigente Kim Jong Il

  • Estimado Mariscal Kim Jong Un

    Biografía del Estimado Mariscal Kim Jong Un

  • Contenido

    viernes, 22 de septiembre de 2017


    El Máximo Dirigente Kim Jong Un, Presidente del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea, publicó el día 21 una declaración.

    A continuación el texto íntegro:

    En la actualidad la situación de la Península Coreana se agrava más que nunca y se acerca cada día más al punto de explosión. En tales circunstancias delicadas, el mandatario norteamericano pronunció por primera vez un discurso en la ONU, el cual llama la atención mundial.

    Supuse en cierto grado lo que él quería decir. Pero, pensé que ese sujeto, presidente norteamericano, haría declaraciones estereotipadas y preparadas que difieran un tanto de los disparates que eructaba de manera improvisada e irreflexiva en su despacho, pues la ONU es el escenario diplomático oficial más importante del mundo.

    Sin embargo, lejos de decir las palabras convincentes a su mansa a favor de la distensión, él habló de la "destrucción total" de nuestro Estado, desatino grotesco que ninguno de sus predecesores había pronunciado.

    El perro cobarde ladra más.

    Aconsejo a Trump que al pronunciar palabras ante el mundo, elija con prudencia términos adecuados teniendo en cuenta a quién se dirige.

    Sobrepasando el marco de la amenaza con cambiar nuestro Poder o derrocar nuestro régimen, él expuso abiertamente en la ONU su voluntad antiética de destruir completamente un Estado soberano. Una conducta tan desquiciada que deja perplejas a las personas de sana mentalidad y las priva de la prudencia y paciencia.

    Esto me evoca los calificativos de "ignorante de asuntos políticos" y "hereje político" con que la gente se burlaba de Trump durante la campaña electoral en EE.UU.

    Desde que asume la presidencia, Trump intranquiliza más que nunca al mundo entero amenazando y chantajeando a todos los países. No es un hombre adecuado como máxima autoridad de las fuerzas armadas de un país. No hay duda de que carece de cualidades propias de un político y es un bribón y gángster que siente afición por la guerra.

    La alocución del gobernante norteamericano, que expresó sin rodeos la opción de su país, no me sorprendió ni me detuvo, sino confirmó que es justo el camino que he escogido y tengo que continuarlo hasta el fin.

    Puesto que Trump hizo oficialmente la declaración de guerra para eliminar a la RPDC, de una atrocidad sin precedentes en la historia, negando e insultando a mi persona y a nuestro Estado, nos vemos en la necesidad de poner en práctica nuestra contramedida de superintransigencia, que jamás se ha visto en la historia.

    La mejor opción es enseñar con acciones a ese viejo que no presta oídos a otros y dice lo que le da la gana.

    Por la dignidad y el honor de nuestro Estado y pueblo y por los míos propios, yo, como representante de la RPDC, haré pagar sin falta al mandatario norteamericano por su desvarío de la extinción de la RPDC.

    Ésta no es una de aquéllas retóricas que prefiere Trump.

    Estoy analizando detenidamente hasta dónde se habrá imaginado Trump que llegaría nuestra reacción antes de soltar el disparate.

    Sea cual fuere lo que él ha pensado, el resultado sobrepasará su imaginación.

    Domaré con el fuego, declaro reiteradamente, al viejo maniaco estadounidense.

    Declaración del Presidente del Comité de Estado de la RPDC


    El Máximo Dirigente Kim Jong Un, Presidente del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea, publicó el día 21 una declaración.

    A continuación el texto íntegro:

    En la actualidad la situación de la Península Coreana se agrava más que nunca y se acerca cada día más al punto de explosión. En tales circunstancias delicadas, el mandatario norteamericano pronunció por primera vez un discurso en la ONU, el cual llama la atención mundial.

    Supuse en cierto grado lo que él quería decir. Pero, pensé que ese sujeto, presidente norteamericano, haría declaraciones estereotipadas y preparadas que difieran un tanto de los disparates que eructaba de manera improvisada e irreflexiva en su despacho, pues la ONU es el escenario diplomático oficial más importante del mundo.

    Sin embargo, lejos de decir las palabras convincentes a su mansa a favor de la distensión, él habló de la "destrucción total" de nuestro Estado, desatino grotesco que ninguno de sus predecesores había pronunciado.

    El perro cobarde ladra más.

    Aconsejo a Trump que al pronunciar palabras ante el mundo, elija con prudencia términos adecuados teniendo en cuenta a quién se dirige.

    Sobrepasando el marco de la amenaza con cambiar nuestro Poder o derrocar nuestro régimen, él expuso abiertamente en la ONU su voluntad antiética de destruir completamente un Estado soberano. Una conducta tan desquiciada que deja perplejas a las personas de sana mentalidad y las priva de la prudencia y paciencia.

    Esto me evoca los calificativos de "ignorante de asuntos políticos" y "hereje político" con que la gente se burlaba de Trump durante la campaña electoral en EE.UU.

    Desde que asume la presidencia, Trump intranquiliza más que nunca al mundo entero amenazando y chantajeando a todos los países. No es un hombre adecuado como máxima autoridad de las fuerzas armadas de un país. No hay duda de que carece de cualidades propias de un político y es un bribón y gángster que siente afición por la guerra.

    La alocución del gobernante norteamericano, que expresó sin rodeos la opción de su país, no me sorprendió ni me detuvo, sino confirmó que es justo el camino que he escogido y tengo que continuarlo hasta el fin.

    Puesto que Trump hizo oficialmente la declaración de guerra para eliminar a la RPDC, de una atrocidad sin precedentes en la historia, negando e insultando a mi persona y a nuestro Estado, nos vemos en la necesidad de poner en práctica nuestra contramedida de superintransigencia, que jamás se ha visto en la historia.

    La mejor opción es enseñar con acciones a ese viejo que no presta oídos a otros y dice lo que le da la gana.

    Por la dignidad y el honor de nuestro Estado y pueblo y por los míos propios, yo, como representante de la RPDC, haré pagar sin falta al mandatario norteamericano por su desvarío de la extinción de la RPDC.

    Ésta no es una de aquéllas retóricas que prefiere Trump.

    Estoy analizando detenidamente hasta dónde se habrá imaginado Trump que llegaría nuestra reacción antes de soltar el disparate.

    Sea cual fuere lo que él ha pensado, el resultado sobrepasará su imaginación.

    Domaré con el fuego, declaro reiteradamente, al viejo maniaco estadounidense.

    Posted at 17:23:00 |  by Manuel Arismendi

    viernes, 15 de septiembre de 2017

    Por: Yoichi Shimatsu*, Pekín.

    Otto Warmbier y su familia son víctimas, no de los norcoreanos, sino de la oficialidad estadounidense, que no intervino en su favor y que, si la desagradable verdad se dijera, quería que se le silenciara.

    Los enormes agujeros en la historia de Otto Warmbier, el graduado de la universidad estadounidense que sufrió un grave trastorno cerebral mientras estaba encarcelado en Corea del Norte, son una fuente de perplejidad pública, ya que parece irracional para un turista el ser encarcelado por el robo de una mera bandera de una pared de hotel. Los problemas reales detrás de su arresto han sido encubiertos por los medios de comunicación occidentales, y son un tema confuso para los coreanos. El papel secreto del ambicioso graduado ha sido barrido bajo la alfombra, con una respuesta rutinaria del múltiple nexo de agencias de inteligencia de los Estados Unidos, y un Departamento del Tesoro influenciado por los sionistas.

    Esta triste historia de una juventud ansiosa pero mal aconsejada no es la primera, ni será el último episodio vergonzoso de la torpeza burocrática, la rivalidad entre agencias, la política exterior en conflicto y la intriga internacional. El gobierno de Barack Obama, que abandonó a Warmbier en su momento de necesidad, nunca intentó un cambio de prisioneros o un levantamiento parcial de sanciones a cambio de su pronta liberación.

    El encarcelamiento, junto con el avance de la enfermedad cerebral que mató a Otto Warmbier, arroja una llamativa luz en la búsqueda fanática de lavado de dinero por parte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que ha marginado el diálogo diplomático urgente con Corea del Norte, Rusia, Irán, Siria y docenas de naciones en desarrollo, mientras protege al violador más flagrante de las reglas financieras internacionales: Israel.

    Los puntos más destacados del caso Warmbier, que se tratan a continuación, incluyen:

    • Su educación en la Universidad de Virginia (UVA, Charlottesville) y la London School of Economics (LSE, Reino Unido), que explica su experiencia en econometría o métodos matemáticos para medir y evaluar tendencias en el comercio, la financiación comercial, la inversión y la economía en general, todas ellas herramientas de medición en inteligencia económica;

    - Su reclutamiento y su visita a Israel (a pesar de tener una familia cristiana), patrocinada por Hillel International, organización sionista financiada por la fortuna de Bronfman-Seagram, que financió la formación del moderno Estado Judío de Israel;

    - Los viajes de inteligencia de Warmbier a Cuba y Corea del Norte, que son enemigos implacables de Israel, y también a Irlanda, donde una creciente mayoría de votantes irlandeses apoya el estado palestino;

    - Una agenda neoconservadora implementada en los niveles más altos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que saboteó agresivamente los numerosos intentos del despacho sobre Asia Oriental del Departamento de Estado para reanudar las conversaciones a seis bandas sobre desnuclearización con Pyongyang, y establecer una posición diplomática entre los Estados Unidos y la República Popular Democrática de Corea (RPDC); y

    - Su ambición de alcanzar la fama a cuenta de Corea, para obtener la admisión en la sociedad secreta Z en la UVA, algo clave para ganar una posición de alto rango en una de las agencias de inteligencia estadounidenses que participan en el análisis económico, o bien con el Departamento de Comercio.

    Un viejo refrán dice: "la ambición es un buen sirviente, pero un mal maestro." Otto Warmbier permitió que sus ambiciones personales se pusieran al servicio de los judíos con dinero, es decir, que los intereses israelíes se filtraran a través del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. En servidumbre a Mammon, el economista aspirante llevó a cabo investigaciones encubiertas en Irlanda, Cuba y Corea del Norte para identificar vulnerabilidades en sus relativamente pequeñas economías.

    Nada mejor que un empobrecimiento forzoso para convencer a los gobiernos hostiles de que cedan a las demandas geopolíticas de los israelíes y de sus secuaces sionistas, incluyendo el Tesoro, el FMI y el Banco Mundial.

    Los peligros de la propaganda

    Como en el caso del fabricado "Dossier de Rusia", dirigido contra el equipo de campaña presidencial de Donald Trump, el caso de Warmbier está vinculado con los anti-Kremlin británicos y el lobby pro-israelí en Londres y Washington DC, que se oponen a la normalización de las relaciones de EEUU con Rusia y Corea del Norte, y en su lugar apoyan las sanciones destinadas al cambio de régimen.

    Warmbier, al asistir a un programa de intercambio en la London School of Economics (LSE), siguió los pasos de una controvertida gira por la RPDC de diez estudiantes de la LSE, que fueron engañados para acompañar a un productor del programa de la BBC “Panorama” y su esposa japonesa, la cual organizó y dirigió la gira. Durante esta visita a Corea del Norte, el reportero de “Panorama” John Sweeney, se hizo pasar por un profesor de la LSE.

    En julio de 2014, tras una revisión crítica sobre mala conducta ética en la visita fraudulenta a la RPDC, el consejo de la BBC despidió a Sweeney y a todos los reporteros de “Panorama”. Sweeney es conocido por ser agresiva y notoriamente pro-israelí, además de un opositor de los derechos palestinos. (Sweeney luego produjo "Trump: The Kremlin Candidate?", con el periodista anti-Putin Andrei Soldatov, lanzando el documental cuatro días antes de su presentación pública).

    Aquí hay un extracto del “Guardian”: "La disputa (con la London School of Economics) es sobre si la BBC había dado a los diez estudiantes del viaje a Pyongyang información suficiente sobre los riesgos de viajar con periodistas encubiertos... Los estudiantes dijeron que se les dijo en Londres que un periodista los acompañaría, y que corrían el riesgo de ser deportados o detenidos si se les descubría. En Pekín, antes de volar a Pyongyang, se les informó de que John Sweeney era el periodista, y que trabajaba para la BBC. También se les unió la esposa de Sweeney, Tomiko Newson (que organizó el viaje), y un camarógrafo de la BBC".

    No por casualidad Warmbier también fue guiado por operativos británicos en la gira por Corea del Norte. En una escala de vacaciones de invierno en Pekín, en ruta a Hong Kong, fue presentado a la empresa afincada en Xian “Young Pioneers Tours” por un misterioso británico de 40 años llamado Danny Gratton, que afirma ser un gerente de ventas de Stone, Inglaterra (la página web de medios sociales de la pequeña ciudad no menciona a nadie con el apellido Gratton). Compañero de habitación de Warmbier en Pekín y en Corea del Norte, y último en ver a Warmbier, Gratton nunca fue contactado posteriormente por el Departamento de Estado o por Young Pioneers Tours (dirigida por el ciudadano británico Gareth Johnson).

    Daño cerebral antes de la llegada a Pyongyang

    Warmbier se había quejado ante la guía británica de Young Pioneers, Charlotte Gutridge, de sufrir un fuerte dolor de cabeza en el aeropuerto de Pekín, y quería cancelar su participación en la gira. Su daño cerebral probablemente se originó mucho antes de su vuelo a Pyongyang. En la UVA había estado en el equipo de lucha greco-romana, y podría haber sufrido los efectos a largo plazo de una conmoción cerebral durante una pelea (además, el capitán de su equipo de lucha se suicidó).

    El diagnóstico médico de la Universidad del Cincinnati Medical Center, a su regreso a Estados Unidos, indicaba que Warmbier sufrió graves pérdidas de tejido cerebral. Esto podría significar que habría contraído una enfermedad de pérdida cerebral similar a la encefalopatía espongiforme, también llamada enfermedad de Creutzfeldt-Jakob o de las vacas locas, que se transmite generalmente por infusiones de sangre.

    El día de Año Nuevo y la noche del 1 de enero en Pyongyang, otros miembros del viaje informaron que Warmbier había estado bebiendo vodka hasta las 5 de la mañana. Su fraternidad Theta Chi ha sido citada repetidamente por alentar (y a veces forzar) el consumo excesivo de alcohol.

    Unirse a la “Misión Implausible”

    Otro hecho que merece mención es que el precio de una gira a Corea del Norte desde Pekín supera los 2.000 dólares estadounidenses. Warmier estaba planeando unirse a un programa de estudios en el extranjero en Hong Kong (una ciudad cara), y su familia no es acaudalada. ¿Dónde consiguió el
    dinero para unirse al Tour de los Pioneros Jóvenes?

    Al igual que en el caso de los estudiantes de la LSE reclutados para el documental de “Panorama” de la BBC, hostil a Pyongyang, Warmbier probablemente fue atraído por la inteligencia israelí y manipuladores británicos con una oferta bien pagada para llevar a cabo espionaje económico dentro de la RPDC. Si su misión de espionaje era hackear las redes financieras nacionales de Corea del Norte probablemente nunca será revelado por ninguna de las agencias de inteligencia involucradas.

    Si se le dio un teléfono inteligente cargado de malware para capturar los códigos cifrados de redes wifi o cajeros automáticos, se mantendrá clasificado.

    En lugar de terminar su asignación encubierta y engrosar las filas del Tesoro de los EE.UU., Otto Warmbier terminó su corta vida como "víctima", para ser utilizado con fines propagandísticos contra Corea del Norte por el lobby sionista en Washington DC.

    Agentes de Israel dentro del Departamento del Tesoro de EE.UU

    En el momento de su decisión, supuestamente impulsiva, de unirse a una gira con sede en China
    operada por Gran Bretaña a Corea del Norte a finales de diciembre de 2016, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y el British Exchequer-Bank of England se estaban centrando celosamente en su campaña de lavado de dinero contra Corea del Norte.

    (Nota: la colaboración de los Estados Unidos y el Reino Unido en la dominación financiera global tiene sus raíces en el sistema de Bretton Woods de posguerra, en virtud del cual los estados-nación se vieron obligados a informar y ceder sus reservas de oro, y eventualmente rendirse a un régimen de moneda en papel basado en el valor fluctuante del dólar de los EE.UU. La tiranía financiera de Bretton Woods, que consagró la no representativa Reserva Federal y los principales bancos centrales europeos, supuso la pérdida más devastadora de la soberanía nacional, y la mayor derrota de la democracia en la historia mundial).

    El principal elemento anti-RPDC en el Tesoro es Adam Jacob Szubin, director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), cuyo poder proviene de la “Patriot Act” y del proyecto de rescate de Wall Street de 2008. Anteriormente, a raíz del 9-11, fue elegido por los neoconservadores del Pentágono (que estaban hasta el cuello a cuenta del ataque al World Trade Center) como asesor principal del Subsecretario para el Terrorismo e Inteligencia Financiera, el puesto clave de cara al asalto que se avecinaba contra los árabes, otros estados musulmanes y bancos islámicos. Criado en una familia judía ortodoxa, Szubin recibió su educación infantil en la academia de Yavnev en Dallas, en la escuela de Ramaz en Manhattan, y luego pasó a hacer Derecho en Harvard, caldo de cultivo del propagandista sionista Profesor Alan Dershowitz.

    Varias agencias del Tesoro, especialmente la Financial Crimes Enforcement Network (FinCEN), bajo la supervisión de Jennifer Shasky Calvery, una fiscal dura y exjugadora de baloncesto, se dedicaron igualmente al proyecto sionista para imponer sanciones comerciales a Pyongyang y cortar toda relación bancaria extranjera, especialmente en las zonas de habla china (Macao, Hong Kong, Singapur, Taiwan y la propia China). La inquisición financiera sionista culminó en la Ley de Cumplimiento de Cuentas Extranjeras (FATCA), un ejercicio burocrático en legalismo y contabilidad tan flagrante como el impuesto al té del Rey Jorge III, que esencialmente privó a de usar sus cuentas comerciales con bancos no estadounidenses a millones de ciudadanos estadounidenses, residentes e incluso extranjeros que hubieran residido en el EE.UU. durante sólo dos años.

    La persecución financiera global recibió la bendición de la Casa Blanca de mano de Jason Furman, el Presidente del Consejo de Asesores Económicos (CEA), nombrado por Obama, que proporciona orientación política e investigación confidencial a la CIA y la NSA. La cruzada anti-RPDC culminó con la virtual eliminación del sector bancario y financiero de Corea del Norte del sistema mundial de transferencia de fondos interbancarios (SWIFT).

    Los vínculos de la Fundación Hillel para la “Campus Life” en actividades anti-RPDC fueron consolidados por el presidente del grupo, Eric Fingerhut, ex congresista de Cincinnati y Wyoming, Ohio, ciudad natal de los Warmbier. Fingerhut fue el autor principal de la Resolución de la Cámara 1407, opuesta al boicot internacional de Israel, "para prohibir la venta comercial de armas de gobierno a gobierno a cualquier país que esté participando o cooperando con el boicot a Israel por parte de los países árabes". Incluye Corea del Norte y Cuba, países que Warmbier visitó.

    La campaña mediática del Tesoro no logró aplastar la economía de Corea del Norte, que se ha fortalecido gracias al programa nacional de autosuficiencia económica y a la falta de deuda soberana con el FMI y el Banco Mundial. El torrente interminable de engaños e intrigas sólo han hecho que países como Irán, Siria y Corea del Norte estén más decididos a combatir la amenaza de la dominación sionista. El coraje de estas pequeñas naciones contra los ataques de culpabilidad y las amenazas de aniquilación debería alentar a estadounidenses, europeos, rusos, chinos y japoneses a romper con el arrogante régimen sionista y con sus hermanos de Wall Street, y apoyar los derechos básicos de los legítimos dueños de Tierra Santa: el pueblo palestino.


    * Yoichi Shimatsu, Asesor Senior y Editor Colaborador de The 4th Media, es un periodista de investigación independiente y productor de documentales en Hong Kong.

    Exclusiva: caso Warmbier vinculado con los anti-rusos británicos de un lobby israelí en Washington

    Por: Yoichi Shimatsu*, Pekín.

    Otto Warmbier y su familia son víctimas, no de los norcoreanos, sino de la oficialidad estadounidense, que no intervino en su favor y que, si la desagradable verdad se dijera, quería que se le silenciara.

    Los enormes agujeros en la historia de Otto Warmbier, el graduado de la universidad estadounidense que sufrió un grave trastorno cerebral mientras estaba encarcelado en Corea del Norte, son una fuente de perplejidad pública, ya que parece irracional para un turista el ser encarcelado por el robo de una mera bandera de una pared de hotel. Los problemas reales detrás de su arresto han sido encubiertos por los medios de comunicación occidentales, y son un tema confuso para los coreanos. El papel secreto del ambicioso graduado ha sido barrido bajo la alfombra, con una respuesta rutinaria del múltiple nexo de agencias de inteligencia de los Estados Unidos, y un Departamento del Tesoro influenciado por los sionistas.

    Esta triste historia de una juventud ansiosa pero mal aconsejada no es la primera, ni será el último episodio vergonzoso de la torpeza burocrática, la rivalidad entre agencias, la política exterior en conflicto y la intriga internacional. El gobierno de Barack Obama, que abandonó a Warmbier en su momento de necesidad, nunca intentó un cambio de prisioneros o un levantamiento parcial de sanciones a cambio de su pronta liberación.

    El encarcelamiento, junto con el avance de la enfermedad cerebral que mató a Otto Warmbier, arroja una llamativa luz en la búsqueda fanática de lavado de dinero por parte del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que ha marginado el diálogo diplomático urgente con Corea del Norte, Rusia, Irán, Siria y docenas de naciones en desarrollo, mientras protege al violador más flagrante de las reglas financieras internacionales: Israel.

    Los puntos más destacados del caso Warmbier, que se tratan a continuación, incluyen:

    • Su educación en la Universidad de Virginia (UVA, Charlottesville) y la London School of Economics (LSE, Reino Unido), que explica su experiencia en econometría o métodos matemáticos para medir y evaluar tendencias en el comercio, la financiación comercial, la inversión y la economía en general, todas ellas herramientas de medición en inteligencia económica;

    - Su reclutamiento y su visita a Israel (a pesar de tener una familia cristiana), patrocinada por Hillel International, organización sionista financiada por la fortuna de Bronfman-Seagram, que financió la formación del moderno Estado Judío de Israel;

    - Los viajes de inteligencia de Warmbier a Cuba y Corea del Norte, que son enemigos implacables de Israel, y también a Irlanda, donde una creciente mayoría de votantes irlandeses apoya el estado palestino;

    - Una agenda neoconservadora implementada en los niveles más altos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, que saboteó agresivamente los numerosos intentos del despacho sobre Asia Oriental del Departamento de Estado para reanudar las conversaciones a seis bandas sobre desnuclearización con Pyongyang, y establecer una posición diplomática entre los Estados Unidos y la República Popular Democrática de Corea (RPDC); y

    - Su ambición de alcanzar la fama a cuenta de Corea, para obtener la admisión en la sociedad secreta Z en la UVA, algo clave para ganar una posición de alto rango en una de las agencias de inteligencia estadounidenses que participan en el análisis económico, o bien con el Departamento de Comercio.

    Un viejo refrán dice: "la ambición es un buen sirviente, pero un mal maestro." Otto Warmbier permitió que sus ambiciones personales se pusieran al servicio de los judíos con dinero, es decir, que los intereses israelíes se filtraran a través del Departamento del Tesoro de Estados Unidos. En servidumbre a Mammon, el economista aspirante llevó a cabo investigaciones encubiertas en Irlanda, Cuba y Corea del Norte para identificar vulnerabilidades en sus relativamente pequeñas economías.

    Nada mejor que un empobrecimiento forzoso para convencer a los gobiernos hostiles de que cedan a las demandas geopolíticas de los israelíes y de sus secuaces sionistas, incluyendo el Tesoro, el FMI y el Banco Mundial.

    Los peligros de la propaganda

    Como en el caso del fabricado "Dossier de Rusia", dirigido contra el equipo de campaña presidencial de Donald Trump, el caso de Warmbier está vinculado con los anti-Kremlin británicos y el lobby pro-israelí en Londres y Washington DC, que se oponen a la normalización de las relaciones de EEUU con Rusia y Corea del Norte, y en su lugar apoyan las sanciones destinadas al cambio de régimen.

    Warmbier, al asistir a un programa de intercambio en la London School of Economics (LSE), siguió los pasos de una controvertida gira por la RPDC de diez estudiantes de la LSE, que fueron engañados para acompañar a un productor del programa de la BBC “Panorama” y su esposa japonesa, la cual organizó y dirigió la gira. Durante esta visita a Corea del Norte, el reportero de “Panorama” John Sweeney, se hizo pasar por un profesor de la LSE.

    En julio de 2014, tras una revisión crítica sobre mala conducta ética en la visita fraudulenta a la RPDC, el consejo de la BBC despidió a Sweeney y a todos los reporteros de “Panorama”. Sweeney es conocido por ser agresiva y notoriamente pro-israelí, además de un opositor de los derechos palestinos. (Sweeney luego produjo "Trump: The Kremlin Candidate?", con el periodista anti-Putin Andrei Soldatov, lanzando el documental cuatro días antes de su presentación pública).

    Aquí hay un extracto del “Guardian”: "La disputa (con la London School of Economics) es sobre si la BBC había dado a los diez estudiantes del viaje a Pyongyang información suficiente sobre los riesgos de viajar con periodistas encubiertos... Los estudiantes dijeron que se les dijo en Londres que un periodista los acompañaría, y que corrían el riesgo de ser deportados o detenidos si se les descubría. En Pekín, antes de volar a Pyongyang, se les informó de que John Sweeney era el periodista, y que trabajaba para la BBC. También se les unió la esposa de Sweeney, Tomiko Newson (que organizó el viaje), y un camarógrafo de la BBC".

    No por casualidad Warmbier también fue guiado por operativos británicos en la gira por Corea del Norte. En una escala de vacaciones de invierno en Pekín, en ruta a Hong Kong, fue presentado a la empresa afincada en Xian “Young Pioneers Tours” por un misterioso británico de 40 años llamado Danny Gratton, que afirma ser un gerente de ventas de Stone, Inglaterra (la página web de medios sociales de la pequeña ciudad no menciona a nadie con el apellido Gratton). Compañero de habitación de Warmbier en Pekín y en Corea del Norte, y último en ver a Warmbier, Gratton nunca fue contactado posteriormente por el Departamento de Estado o por Young Pioneers Tours (dirigida por el ciudadano británico Gareth Johnson).

    Daño cerebral antes de la llegada a Pyongyang

    Warmbier se había quejado ante la guía británica de Young Pioneers, Charlotte Gutridge, de sufrir un fuerte dolor de cabeza en el aeropuerto de Pekín, y quería cancelar su participación en la gira. Su daño cerebral probablemente se originó mucho antes de su vuelo a Pyongyang. En la UVA había estado en el equipo de lucha greco-romana, y podría haber sufrido los efectos a largo plazo de una conmoción cerebral durante una pelea (además, el capitán de su equipo de lucha se suicidó).

    El diagnóstico médico de la Universidad del Cincinnati Medical Center, a su regreso a Estados Unidos, indicaba que Warmbier sufrió graves pérdidas de tejido cerebral. Esto podría significar que habría contraído una enfermedad de pérdida cerebral similar a la encefalopatía espongiforme, también llamada enfermedad de Creutzfeldt-Jakob o de las vacas locas, que se transmite generalmente por infusiones de sangre.

    El día de Año Nuevo y la noche del 1 de enero en Pyongyang, otros miembros del viaje informaron que Warmbier había estado bebiendo vodka hasta las 5 de la mañana. Su fraternidad Theta Chi ha sido citada repetidamente por alentar (y a veces forzar) el consumo excesivo de alcohol.

    Unirse a la “Misión Implausible”

    Otro hecho que merece mención es que el precio de una gira a Corea del Norte desde Pekín supera los 2.000 dólares estadounidenses. Warmier estaba planeando unirse a un programa de estudios en el extranjero en Hong Kong (una ciudad cara), y su familia no es acaudalada. ¿Dónde consiguió el
    dinero para unirse al Tour de los Pioneros Jóvenes?

    Al igual que en el caso de los estudiantes de la LSE reclutados para el documental de “Panorama” de la BBC, hostil a Pyongyang, Warmbier probablemente fue atraído por la inteligencia israelí y manipuladores británicos con una oferta bien pagada para llevar a cabo espionaje económico dentro de la RPDC. Si su misión de espionaje era hackear las redes financieras nacionales de Corea del Norte probablemente nunca será revelado por ninguna de las agencias de inteligencia involucradas.

    Si se le dio un teléfono inteligente cargado de malware para capturar los códigos cifrados de redes wifi o cajeros automáticos, se mantendrá clasificado.

    En lugar de terminar su asignación encubierta y engrosar las filas del Tesoro de los EE.UU., Otto Warmbier terminó su corta vida como "víctima", para ser utilizado con fines propagandísticos contra Corea del Norte por el lobby sionista en Washington DC.

    Agentes de Israel dentro del Departamento del Tesoro de EE.UU

    En el momento de su decisión, supuestamente impulsiva, de unirse a una gira con sede en China
    operada por Gran Bretaña a Corea del Norte a finales de diciembre de 2016, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y el British Exchequer-Bank of England se estaban centrando celosamente en su campaña de lavado de dinero contra Corea del Norte.

    (Nota: la colaboración de los Estados Unidos y el Reino Unido en la dominación financiera global tiene sus raíces en el sistema de Bretton Woods de posguerra, en virtud del cual los estados-nación se vieron obligados a informar y ceder sus reservas de oro, y eventualmente rendirse a un régimen de moneda en papel basado en el valor fluctuante del dólar de los EE.UU. La tiranía financiera de Bretton Woods, que consagró la no representativa Reserva Federal y los principales bancos centrales europeos, supuso la pérdida más devastadora de la soberanía nacional, y la mayor derrota de la democracia en la historia mundial).

    El principal elemento anti-RPDC en el Tesoro es Adam Jacob Szubin, director de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), cuyo poder proviene de la “Patriot Act” y del proyecto de rescate de Wall Street de 2008. Anteriormente, a raíz del 9-11, fue elegido por los neoconservadores del Pentágono (que estaban hasta el cuello a cuenta del ataque al World Trade Center) como asesor principal del Subsecretario para el Terrorismo e Inteligencia Financiera, el puesto clave de cara al asalto que se avecinaba contra los árabes, otros estados musulmanes y bancos islámicos. Criado en una familia judía ortodoxa, Szubin recibió su educación infantil en la academia de Yavnev en Dallas, en la escuela de Ramaz en Manhattan, y luego pasó a hacer Derecho en Harvard, caldo de cultivo del propagandista sionista Profesor Alan Dershowitz.

    Varias agencias del Tesoro, especialmente la Financial Crimes Enforcement Network (FinCEN), bajo la supervisión de Jennifer Shasky Calvery, una fiscal dura y exjugadora de baloncesto, se dedicaron igualmente al proyecto sionista para imponer sanciones comerciales a Pyongyang y cortar toda relación bancaria extranjera, especialmente en las zonas de habla china (Macao, Hong Kong, Singapur, Taiwan y la propia China). La inquisición financiera sionista culminó en la Ley de Cumplimiento de Cuentas Extranjeras (FATCA), un ejercicio burocrático en legalismo y contabilidad tan flagrante como el impuesto al té del Rey Jorge III, que esencialmente privó a de usar sus cuentas comerciales con bancos no estadounidenses a millones de ciudadanos estadounidenses, residentes e incluso extranjeros que hubieran residido en el EE.UU. durante sólo dos años.

    La persecución financiera global recibió la bendición de la Casa Blanca de mano de Jason Furman, el Presidente del Consejo de Asesores Económicos (CEA), nombrado por Obama, que proporciona orientación política e investigación confidencial a la CIA y la NSA. La cruzada anti-RPDC culminó con la virtual eliminación del sector bancario y financiero de Corea del Norte del sistema mundial de transferencia de fondos interbancarios (SWIFT).

    Los vínculos de la Fundación Hillel para la “Campus Life” en actividades anti-RPDC fueron consolidados por el presidente del grupo, Eric Fingerhut, ex congresista de Cincinnati y Wyoming, Ohio, ciudad natal de los Warmbier. Fingerhut fue el autor principal de la Resolución de la Cámara 1407, opuesta al boicot internacional de Israel, "para prohibir la venta comercial de armas de gobierno a gobierno a cualquier país que esté participando o cooperando con el boicot a Israel por parte de los países árabes". Incluye Corea del Norte y Cuba, países que Warmbier visitó.

    La campaña mediática del Tesoro no logró aplastar la economía de Corea del Norte, que se ha fortalecido gracias al programa nacional de autosuficiencia económica y a la falta de deuda soberana con el FMI y el Banco Mundial. El torrente interminable de engaños e intrigas sólo han hecho que países como Irán, Siria y Corea del Norte estén más decididos a combatir la amenaza de la dominación sionista. El coraje de estas pequeñas naciones contra los ataques de culpabilidad y las amenazas de aniquilación debería alentar a estadounidenses, europeos, rusos, chinos y japoneses a romper con el arrogante régimen sionista y con sus hermanos de Wall Street, y apoyar los derechos básicos de los legítimos dueños de Tierra Santa: el pueblo palestino.


    * Yoichi Shimatsu, Asesor Senior y Editor Colaborador de The 4th Media, es un periodista de investigación independiente y productor de documentales en Hong Kong.

    Posted at 20:41:00 |  by Manuel Arismendi
    El pasado 4 de julio la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea) envió a Estados Unidos de América que acogía el día de la independencia (4 de julio de 1776) el “regalo” de mayor significación y sentido, que fue el nuevo e inventado cohete balístico intercontinental “Hwasong-14” (con la altura de 2 802 kilómetros y el alcance de 933 kilómetros).

    Pero, dos meses después le despachó otro “regalo” excepcional, o sea la bomba de hidrógeno susceptible de ser cargada en el cohete balístico intercontinental. La bomba de hidrógeno de Corea, cuyo poderío varía según el objeto del golpe desde varias decenas de Kt hasta cientos de Kt, constituye la ojiva de combate termonuclear multifuncional que no solamente da gran poderío de efectividad y destructividad, sino que según el objetivo estratégico es susceptible de ser reventada en el aire para efectuar incluso el ataque EMP de superpotencia sobre la vasta región.

    Como ya se publicó, el 3 de septiembre, en acato al proyecto de la preparación de las armas nucleares estratégicas del Partido del Trabajo de Corea los científicos de núcleo de la RPD de Corea realizaron con éxito la prueba de la bomba de hidrógeno susceptible de ser cargada en el cohete balístico intercontinental en la estación experimental nuclear norteña. El presente ensayo de la bomba de hidrógeno se realizó a partir del análisis y la evaluación sobre la situación política internacional y la tirantez militar creado en la Península Coreana del Presidium del CC del Partido del Trabajo de Corea efectuado en presencia del Máximo Dirigente Kim Jong Un.
    Últimamente el presidente estadounidense Donald Trump, en sus conversaciones telefónicas con sus homólogos de algunos países, cacareó que con miras a poner fin al “chantaje nuclear” de Norcorea, en las esferas de la diplomacia, la economía y la milicia tomaría todas las medidas necesarias. Rex Tillerson, secretario de Estado norteamericano, en una conferencia de prensa, vociferó que junto con sus países aliados haría cuantos esfuerzos que pueda para aplicarle presión al país asiático. También James Mattis, secretario de Defensa Nacional estadounidense, expuso que en el caso de que el misil de Norcorea se lanza rumbo a Surcorea, Japón, Guam y el territorio norteamericano tomaría actos concretos.

    Durante los ejercicios militares conjuntos “Ulji Freedom Guardian” de carácter agresivo realizados en los últimos días del agosto pasado los comandantes de la fuerza armada estadounidense en el Pacífico y la fuerza armada estratégica estadounidense y el jefe del Departamento Antimisil estadounidense se penetraron en Surcorea y junto con las altas autoridades militares surcoreanas discutieron sobre las medidas para intensificar la cooperación en la guerra contra Norcorea, hecho que nos hizo recordar el recorrido de John Foster Dulles por el paralelo 38, ex secretario de Estado norteamericano hecho en vísperas de la guerra coreana (1950-1953).

    Los países vecinos de Corea y los que en el pasado participaron en la guerra coreana desconocidos del cambio de la situación y embarcados en la errónea política de hostilidad del imperio contra Norcorea se incorporan activamente en la aplicación de las restricciones y las acciones militares.

    Norcorea no se quedó como mera espectadora de los Estados Unidos y sus cómplices que hacían locuras para extinguirla. Les envió reiteradamente la convocatoria a la paz y el mensaje de severa advertencia.

    Pero, el imperio pretendió solo el “exterminio de Corea”.

    Últimamente Norcorea le envió al abominable imperio la señal tajante y clara, la señal de que el éxito en la prueba de la bomba de hidrógeno susceptible de ser cargado en el cohete balístico intercontinental produciría en el futuro la reducción a cenizas del territorio estadounidense y no la tragedia como la acaecida hace más de 70 años en Hiroshima y Nagasaki de Japón.

    La hora y el día en los que Norcorea envíe este “regalo” no están fijados.

    Cuando el “regalo” atraviese el Pacífico, llegue a Norteamérica y el “Tío Sam” lo reciba, ya será tarde.

    “Regalo” de Corea enviado a EE.UU

    El pasado 4 de julio la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea) envió a Estados Unidos de América que acogía el día de la independencia (4 de julio de 1776) el “regalo” de mayor significación y sentido, que fue el nuevo e inventado cohete balístico intercontinental “Hwasong-14” (con la altura de 2 802 kilómetros y el alcance de 933 kilómetros).

    Pero, dos meses después le despachó otro “regalo” excepcional, o sea la bomba de hidrógeno susceptible de ser cargada en el cohete balístico intercontinental. La bomba de hidrógeno de Corea, cuyo poderío varía según el objeto del golpe desde varias decenas de Kt hasta cientos de Kt, constituye la ojiva de combate termonuclear multifuncional que no solamente da gran poderío de efectividad y destructividad, sino que según el objetivo estratégico es susceptible de ser reventada en el aire para efectuar incluso el ataque EMP de superpotencia sobre la vasta región.

    Como ya se publicó, el 3 de septiembre, en acato al proyecto de la preparación de las armas nucleares estratégicas del Partido del Trabajo de Corea los científicos de núcleo de la RPD de Corea realizaron con éxito la prueba de la bomba de hidrógeno susceptible de ser cargada en el cohete balístico intercontinental en la estación experimental nuclear norteña. El presente ensayo de la bomba de hidrógeno se realizó a partir del análisis y la evaluación sobre la situación política internacional y la tirantez militar creado en la Península Coreana del Presidium del CC del Partido del Trabajo de Corea efectuado en presencia del Máximo Dirigente Kim Jong Un.
    Últimamente el presidente estadounidense Donald Trump, en sus conversaciones telefónicas con sus homólogos de algunos países, cacareó que con miras a poner fin al “chantaje nuclear” de Norcorea, en las esferas de la diplomacia, la economía y la milicia tomaría todas las medidas necesarias. Rex Tillerson, secretario de Estado norteamericano, en una conferencia de prensa, vociferó que junto con sus países aliados haría cuantos esfuerzos que pueda para aplicarle presión al país asiático. También James Mattis, secretario de Defensa Nacional estadounidense, expuso que en el caso de que el misil de Norcorea se lanza rumbo a Surcorea, Japón, Guam y el territorio norteamericano tomaría actos concretos.

    Durante los ejercicios militares conjuntos “Ulji Freedom Guardian” de carácter agresivo realizados en los últimos días del agosto pasado los comandantes de la fuerza armada estadounidense en el Pacífico y la fuerza armada estratégica estadounidense y el jefe del Departamento Antimisil estadounidense se penetraron en Surcorea y junto con las altas autoridades militares surcoreanas discutieron sobre las medidas para intensificar la cooperación en la guerra contra Norcorea, hecho que nos hizo recordar el recorrido de John Foster Dulles por el paralelo 38, ex secretario de Estado norteamericano hecho en vísperas de la guerra coreana (1950-1953).

    Los países vecinos de Corea y los que en el pasado participaron en la guerra coreana desconocidos del cambio de la situación y embarcados en la errónea política de hostilidad del imperio contra Norcorea se incorporan activamente en la aplicación de las restricciones y las acciones militares.

    Norcorea no se quedó como mera espectadora de los Estados Unidos y sus cómplices que hacían locuras para extinguirla. Les envió reiteradamente la convocatoria a la paz y el mensaje de severa advertencia.

    Pero, el imperio pretendió solo el “exterminio de Corea”.

    Últimamente Norcorea le envió al abominable imperio la señal tajante y clara, la señal de que el éxito en la prueba de la bomba de hidrógeno susceptible de ser cargado en el cohete balístico intercontinental produciría en el futuro la reducción a cenizas del territorio estadounidense y no la tragedia como la acaecida hace más de 70 años en Hiroshima y Nagasaki de Japón.

    La hora y el día en los que Norcorea envíe este “regalo” no están fijados.

    Cuando el “regalo” atraviese el Pacífico, llegue a Norteamérica y el “Tío Sam” lo reciba, ya será tarde.

    Posted at 18:22:00 |  by Manuel Arismendi
    En medio de que se producen sucesivos eventos por los impactos coreanos en el enconado enfrentamiento RPD de Corea-Estados Unidos, otra vez está estremeciendo la Tierra. Porque Corea socialista logró un gran éxito en el ensayo de bomba de hidrógeno transportable en el cohete balístico intercontinental (ICBM). El Instituto de Armas Nucleares de la República Popular Democrática de Corea declaró que el presente ensayo pretendía examinar y comprobar la certeza y confiabilidad de la tecnología de control de la potencia y el diseño de la estructura interna recién introducidos en la producción de la bomba de hidrógeno. El resultado de la medición comprobó que la potencia explosiva general, los índices de potencia de la cabeza nuclear como la razón de las potencias de fisión y fusión y todos otros índices físicos que muestran el nivel cualitativo de la bomba termonuclear de dos etapas satisficieron los valores del proyecto. La reciente prueba se ha realizado en dimensión sin precedente, pero no había ni la expulsión superficial ni la emisión de materiales radiactivos, tampoco dio algún efecto negativo a la biosfera de los contornos. Datos muestran que están muy precisadas las bombas nucleares de Corea y muy segura la confiabilidad de función de las cabezas nucleares y que la tecnología en el diseño y fabricación de armas nucleares ha alcanzado el nivel más alto capaz de controlar la potencia de las bombas nucleares según los blancos y objetivos de golpe.
    Dotada hasta de la bomba H, llamada “arma todopoderosa” o “emperador de las bombas” en el Globo Terráqueo, Corea ha emergido a toda velocidad como potencia militar de talla mundial y superpotencia.

    Con el lanzamiento del número 2 del satélite Kwangmyongsong-3 en el año 2012 empezó a convertirse en un país que fabrica y lanza los satélites artificiales con los recursos nacionales y hoy se ha hecho uno de los contados poseedores de la bomba H, uno de los seis poseedores de ICBM, uno de los cinco con misiles balísticos llamados “horror desde anonimato” o “puño invisible” porque son capaces de lanzarse desde los submarinos estratégicos, una de las tres potencias con los carros lanzadores de ICBM. En medio de los enfrentamientos con Estados Unidos que sigue de siglo en siglo, Corea socialista logró poseer todo lo que quería tener y todo lo que deseaba ganar. La estructura mecánica mundial se ha cambiado completamente con el eje de Corea, superpotencia emergente. Hasta hoy, oprimido por la amenaza de “golpe anticipado” de la superpotencia nuclear que fue Estados Unidos, nadie se atrevía a enfrentarle contra las atrocidades injustas. Las llamadas potencias nucleares se han convertido en fichas de ajedrez del imperio. Así es la realidad de hoy. Únicamente, Corea, tomando fuertemente la rienda nuclear, doma a Estados Unidos y defiende la justeza. Es Estados Unidos quien sondea el intento de Corea reprimido por su ímpetu de hacer volar el territorio imperial antes de que él apretara el botón de “golpe anticipado nuclear” imponiéndole “renuncia nuclear”. Las tropas estadounidenses estacionadas en Corea del Sur están ocupadas para instalar muros de defensa en sus bases. En la isla Guam, Hawai y en otros lugares se publican y distribuyen folletos que explican reglas de conducta en tiempos de emergencia. Las radioemisoras de la isla Guam fallaron en dar alarma produciendo confusión horrible, mientras en Washington y Nueva York, por haber sido publicado el mapa que indica sitios posibles de ser atacados por las ojivas nucleares, se incrementó tanto la inquietud que no pocos ciudadanos compraran a porfía refugio nuclear. En una palabra, una gran pesadilla predomina todo el territorio americano.

    La unidad monolítica en torno a su Máximo Dirigente Kim Jong Un es la fuerza motriz de la Corea socialista que es una superpotencia. Este no vacila nunca en defensa de la soberanía y dignidad del país y de la seguridad y destino nacionales mientras los militares y civiles se ponen de pie en la lucha para salvaguardarlo a riesgo de la vida. Esta es, repito, la fuerza motriz que convierte a Corea en una superpotencia que sorprende al mundo. Tales estructuras de cristal no se podrán quebrantar con nada.

    Corea no es grande en la dimensión territorial y en la población, pero es la verdadera superpotencia a la que admira todo el mundo.

    Corea es la superpotencia

    En medio de que se producen sucesivos eventos por los impactos coreanos en el enconado enfrentamiento RPD de Corea-Estados Unidos, otra vez está estremeciendo la Tierra. Porque Corea socialista logró un gran éxito en el ensayo de bomba de hidrógeno transportable en el cohete balístico intercontinental (ICBM). El Instituto de Armas Nucleares de la República Popular Democrática de Corea declaró que el presente ensayo pretendía examinar y comprobar la certeza y confiabilidad de la tecnología de control de la potencia y el diseño de la estructura interna recién introducidos en la producción de la bomba de hidrógeno. El resultado de la medición comprobó que la potencia explosiva general, los índices de potencia de la cabeza nuclear como la razón de las potencias de fisión y fusión y todos otros índices físicos que muestran el nivel cualitativo de la bomba termonuclear de dos etapas satisficieron los valores del proyecto. La reciente prueba se ha realizado en dimensión sin precedente, pero no había ni la expulsión superficial ni la emisión de materiales radiactivos, tampoco dio algún efecto negativo a la biosfera de los contornos. Datos muestran que están muy precisadas las bombas nucleares de Corea y muy segura la confiabilidad de función de las cabezas nucleares y que la tecnología en el diseño y fabricación de armas nucleares ha alcanzado el nivel más alto capaz de controlar la potencia de las bombas nucleares según los blancos y objetivos de golpe.
    Dotada hasta de la bomba H, llamada “arma todopoderosa” o “emperador de las bombas” en el Globo Terráqueo, Corea ha emergido a toda velocidad como potencia militar de talla mundial y superpotencia.

    Con el lanzamiento del número 2 del satélite Kwangmyongsong-3 en el año 2012 empezó a convertirse en un país que fabrica y lanza los satélites artificiales con los recursos nacionales y hoy se ha hecho uno de los contados poseedores de la bomba H, uno de los seis poseedores de ICBM, uno de los cinco con misiles balísticos llamados “horror desde anonimato” o “puño invisible” porque son capaces de lanzarse desde los submarinos estratégicos, una de las tres potencias con los carros lanzadores de ICBM. En medio de los enfrentamientos con Estados Unidos que sigue de siglo en siglo, Corea socialista logró poseer todo lo que quería tener y todo lo que deseaba ganar. La estructura mecánica mundial se ha cambiado completamente con el eje de Corea, superpotencia emergente. Hasta hoy, oprimido por la amenaza de “golpe anticipado” de la superpotencia nuclear que fue Estados Unidos, nadie se atrevía a enfrentarle contra las atrocidades injustas. Las llamadas potencias nucleares se han convertido en fichas de ajedrez del imperio. Así es la realidad de hoy. Únicamente, Corea, tomando fuertemente la rienda nuclear, doma a Estados Unidos y defiende la justeza. Es Estados Unidos quien sondea el intento de Corea reprimido por su ímpetu de hacer volar el territorio imperial antes de que él apretara el botón de “golpe anticipado nuclear” imponiéndole “renuncia nuclear”. Las tropas estadounidenses estacionadas en Corea del Sur están ocupadas para instalar muros de defensa en sus bases. En la isla Guam, Hawai y en otros lugares se publican y distribuyen folletos que explican reglas de conducta en tiempos de emergencia. Las radioemisoras de la isla Guam fallaron en dar alarma produciendo confusión horrible, mientras en Washington y Nueva York, por haber sido publicado el mapa que indica sitios posibles de ser atacados por las ojivas nucleares, se incrementó tanto la inquietud que no pocos ciudadanos compraran a porfía refugio nuclear. En una palabra, una gran pesadilla predomina todo el territorio americano.

    La unidad monolítica en torno a su Máximo Dirigente Kim Jong Un es la fuerza motriz de la Corea socialista que es una superpotencia. Este no vacila nunca en defensa de la soberanía y dignidad del país y de la seguridad y destino nacionales mientras los militares y civiles se ponen de pie en la lucha para salvaguardarlo a riesgo de la vida. Esta es, repito, la fuerza motriz que convierte a Corea en una superpotencia que sorprende al mundo. Tales estructuras de cristal no se podrán quebrantar con nada.

    Corea no es grande en la dimensión territorial y en la población, pero es la verdadera superpotencia a la que admira todo el mundo.

    Posted at 18:20:00 |  by Manuel Arismendi
    El 3 de septiembre la RPDC logró el resonante éxito en la exploración de prueba de la bomba de hidrógeno para su cohete balístico intercontinental. Así posee armas termonucleares capaces de llevar a EE.UU. a la ruina total.

    El territorio estadounidense corre el peligro de desaparecer de la faz de la Tierra. Es una consecuencia lógica de las palabras y acciones imprudentes de Estados Unidos.

    Su presidente Donald Trump pone en práctica la política de “máxima presión y compromiso” contra el país asiático. No reconoce la existencia de la RPDC como legítimo país soberano y recurre con frenesí a la anacrónica opción de asfixiarla. La Corea socialista realizó en julio pasado el segundo lanzamiento de prueba del cohete balístico intercontinental como una medida de autodefensa. Estados Unidos lo acusó y obligó a aprobar una resolución para imponerle sanciones duras sin precedentes en la historia privándola de los derechos a la soberanía, desarrollo y existencia y realizó en alianza con países seguidores las maniobras militares conjuntas “Ulji Freedom Guardian” encaminadas a perpetrar acciones de agresión contra la misma.

    Pero ésta nunca permanece con los brazos cruzados ante el lobo que se arroja para dañarla y está decidida a matarlo a palizas.

    La RPDC logró poner el territorio principal estadounidense al alcance del tiro mediante dos lanzamientos de prueba del cohete balístico intercontinental y de inmediato le hizo llegar otro “regalo” grande: la exitosa explosión de prueba de la bomba de hidrógeno con que cargaría el mismo cohete.

    El jefe del centro de investigación de no proliferación de armas nucleares del instituto de asuntos internacionales Middlebury de EE.UU. publicó un artículo titulado “La competencia terminó con el triunfo de Corea” en que expresa: El hecho de que la RPDC posee no solo cohetes balísticos intercontinentales capaces de atacar el territorio principal de EE.UU. sino incluso más de 60 bombas nucleares producidas con sus técnicas que permiten hacer ojivas pequeñas nos hace pensar en muchas cosas. La competencia terminó pero con la victoria coreana.”

    El periódico francés La Libération precisó en un artículo que Corea salió victoriosa y Trump vencido en el enfrentamiento de fuerzas y que la comunidad internacional deberá adquirir el hábito de coexistir con Corea, país poseedor de armas nucleares.

    Estados Unidos puede ser la próxima víctima de una hecatombe nuclear similar a la que causó a Hiroshima y Nagasaki matando a decenas de miles de personas hace más de 70 años.

    La espantosa tragedia amenazará constantemente a Estados Unidos mientras la administración Trump, autor de desgracia para su población no abandone su política de hostilidad hacia la RPDC.

    Desgracia de Estados Unidos

    El 3 de septiembre la RPDC logró el resonante éxito en la exploración de prueba de la bomba de hidrógeno para su cohete balístico intercontinental. Así posee armas termonucleares capaces de llevar a EE.UU. a la ruina total.

    El territorio estadounidense corre el peligro de desaparecer de la faz de la Tierra. Es una consecuencia lógica de las palabras y acciones imprudentes de Estados Unidos.

    Su presidente Donald Trump pone en práctica la política de “máxima presión y compromiso” contra el país asiático. No reconoce la existencia de la RPDC como legítimo país soberano y recurre con frenesí a la anacrónica opción de asfixiarla. La Corea socialista realizó en julio pasado el segundo lanzamiento de prueba del cohete balístico intercontinental como una medida de autodefensa. Estados Unidos lo acusó y obligó a aprobar una resolución para imponerle sanciones duras sin precedentes en la historia privándola de los derechos a la soberanía, desarrollo y existencia y realizó en alianza con países seguidores las maniobras militares conjuntas “Ulji Freedom Guardian” encaminadas a perpetrar acciones de agresión contra la misma.

    Pero ésta nunca permanece con los brazos cruzados ante el lobo que se arroja para dañarla y está decidida a matarlo a palizas.

    La RPDC logró poner el territorio principal estadounidense al alcance del tiro mediante dos lanzamientos de prueba del cohete balístico intercontinental y de inmediato le hizo llegar otro “regalo” grande: la exitosa explosión de prueba de la bomba de hidrógeno con que cargaría el mismo cohete.

    El jefe del centro de investigación de no proliferación de armas nucleares del instituto de asuntos internacionales Middlebury de EE.UU. publicó un artículo titulado “La competencia terminó con el triunfo de Corea” en que expresa: El hecho de que la RPDC posee no solo cohetes balísticos intercontinentales capaces de atacar el territorio principal de EE.UU. sino incluso más de 60 bombas nucleares producidas con sus técnicas que permiten hacer ojivas pequeñas nos hace pensar en muchas cosas. La competencia terminó pero con la victoria coreana.”

    El periódico francés La Libération precisó en un artículo que Corea salió victoriosa y Trump vencido en el enfrentamiento de fuerzas y que la comunidad internacional deberá adquirir el hábito de coexistir con Corea, país poseedor de armas nucleares.

    Estados Unidos puede ser la próxima víctima de una hecatombe nuclear similar a la que causó a Hiroshima y Nagasaki matando a decenas de miles de personas hace más de 70 años.

    La espantosa tragedia amenazará constantemente a Estados Unidos mientras la administración Trump, autor de desgracia para su población no abandone su política de hostilidad hacia la RPDC.

    Posted at 18:18:00 |  by Manuel Arismendi
    Hay un “rompecabezas” que numerosos gobernantes norteamericanos, desde el trigésimo tercer presidente Harry Spencer Truman hasta el actual Donal Trump, no han logrado descifrar a lo largo de los últimos decenios. 

    Es una incógnita que Estados Unidos, que alardea de su condición de “superpotencia”, mete las narices en todos los asuntos internacionales y juzga y sentencia como si fuera el “juez del mundo”, tenga un “rompecabezas” irresoluto por tanto tiempo. 

    Antagonismo RPDC-EE.UU.

    La rivalidad entre Norteamérica y la República Popular Democrática de Corea data de 1945, año en que finalizó la Segunda Guerra Mundial. 
    Tras la conflagración mundial, EE.UU. se apoderó de la mitad sur del territorio de Corea –si bien esta no era una nación derrotada– persiguiendo sus intereses estratégicos, fabricó un gobierno proyanqui y desató una guerra (1950-1953) contra Norcorea. 

    Durante decenas de años que siguieron al armisticio, ha aplicado una política de hostilidad contra Pyongyang, en un perverso intento de reprimirlo y acosarlo. 
    En ese período hubo varios acontecimientos trascendentales que condujeron a la Península Coreana al borde de un nuevo conflicto, entre ellos los incidentes del barco espía Pueblo y Panmunjom. 

    Con el derrumbe del bloque socialista europeo en la década de 1990, la estructura Este-Oeste de la guerra fría fue sustituida por la de confrontación EE.UU.-RPDC. 
    Este país asiático, lejos de claudicar o sucumbir a las presiones y sanciones norteamericanas, se ha fortalecido incesantemente y se le ha enfrentado al imperio intransigentemente, sin dar un paso atrás. 

    Una mirada retrospectiva de la historia demuestra que ningún presidente norteamericano encontró la mejor manera de romper la nuez llamada “Corea”, aunque para el “arreglo definitivo” del problema coreano recurrió a todos los remedios como la intransigencia y latigazos acompañados del chantaje militar, seducciones y engaños, viéndose finalmente obligado a dejar pendiente el asunto para su sucesor. 

    El enfrentamiento que continúa siglo tras siglo ha multiplicado el poderío de Corea, convirtiéndola en una de las mayores potencias militares dotada de armamentos sofisticados.

    Para escarmentarla con la fuerza Norteamérica debe correr el riesgo de la derrota, en tanto que darle la mano conciliatoria mancilla su imagen como “superpotencia”. Un auténtico rompecabezas que la saca del quicio. 

    Respuesta a la incógnita

    Para mitigar ese dolor de cabeza, hace falta analizar con los ojos del anatomista la correlación de fuerzas entre los dos países.

    Estados Unidos se jacta de la “supremacía mundial” tanto por su desarrollo económico como por su poderío militar. Norcorea es un país demasiado pequeño para EE.UU., tanto en la extensión territorial como en el número de la población. Empero, tiene a un ejército y pueblo fieles a su causa y que reciben la orientación de su Máximo Dirigente Kim Jong Un, dotado de una singular perspicacia y coraje.

    La confrontación militar es en esencia fruto de la política hostil de Estados Unidos hacia Norcorea. 

    La tercera ley de Newton sobre la acción y la reacción tiene sus aplicaciones no solamente en la física sino también en la arena política, pues Corea se ha hecho poderosa gracias a la prolongada presión norteamericana. 

    Con una gran variedad de poderosos medios nucleares, Pyongyang anuncia el fin de la era del chantaje nuclear unilateral de Washington, y mejor dicho, lo amenaza. 
    En conclusión, con el uso de la fuerza no hay arreglo del problema coreano. Corea es muy distinta a Libia y a Irak. La engañosa estrategia suavizadora tampoco va con la Corea “roja”. 

    Entonces, ¿cuál es la más correcta solución del rompecabezas?

    Es reconocer de corazón a la RPDC, renunciar a la política de hostilidad y establecer con ella las relaciones de paz. Una solución harto sencilla, pero por no hallarla Norteamérica ha sufrido hasta hoy derrota tras otra. 

    Si ella, quiera o no quiera, reconoce el status de Corea como potencia nuclear y persigue la coexistencia pacífica, podrá mantener su posición de potencia y continuar su existencia como imperio.

    Rompecabezas

    Hay un “rompecabezas” que numerosos gobernantes norteamericanos, desde el trigésimo tercer presidente Harry Spencer Truman hasta el actual Donal Trump, no han logrado descifrar a lo largo de los últimos decenios. 

    Es una incógnita que Estados Unidos, que alardea de su condición de “superpotencia”, mete las narices en todos los asuntos internacionales y juzga y sentencia como si fuera el “juez del mundo”, tenga un “rompecabezas” irresoluto por tanto tiempo. 

    Antagonismo RPDC-EE.UU.

    La rivalidad entre Norteamérica y la República Popular Democrática de Corea data de 1945, año en que finalizó la Segunda Guerra Mundial. 
    Tras la conflagración mundial, EE.UU. se apoderó de la mitad sur del territorio de Corea –si bien esta no era una nación derrotada– persiguiendo sus intereses estratégicos, fabricó un gobierno proyanqui y desató una guerra (1950-1953) contra Norcorea. 

    Durante decenas de años que siguieron al armisticio, ha aplicado una política de hostilidad contra Pyongyang, en un perverso intento de reprimirlo y acosarlo. 
    En ese período hubo varios acontecimientos trascendentales que condujeron a la Península Coreana al borde de un nuevo conflicto, entre ellos los incidentes del barco espía Pueblo y Panmunjom. 

    Con el derrumbe del bloque socialista europeo en la década de 1990, la estructura Este-Oeste de la guerra fría fue sustituida por la de confrontación EE.UU.-RPDC. 
    Este país asiático, lejos de claudicar o sucumbir a las presiones y sanciones norteamericanas, se ha fortalecido incesantemente y se le ha enfrentado al imperio intransigentemente, sin dar un paso atrás. 

    Una mirada retrospectiva de la historia demuestra que ningún presidente norteamericano encontró la mejor manera de romper la nuez llamada “Corea”, aunque para el “arreglo definitivo” del problema coreano recurrió a todos los remedios como la intransigencia y latigazos acompañados del chantaje militar, seducciones y engaños, viéndose finalmente obligado a dejar pendiente el asunto para su sucesor. 

    El enfrentamiento que continúa siglo tras siglo ha multiplicado el poderío de Corea, convirtiéndola en una de las mayores potencias militares dotada de armamentos sofisticados.

    Para escarmentarla con la fuerza Norteamérica debe correr el riesgo de la derrota, en tanto que darle la mano conciliatoria mancilla su imagen como “superpotencia”. Un auténtico rompecabezas que la saca del quicio. 

    Respuesta a la incógnita

    Para mitigar ese dolor de cabeza, hace falta analizar con los ojos del anatomista la correlación de fuerzas entre los dos países.

    Estados Unidos se jacta de la “supremacía mundial” tanto por su desarrollo económico como por su poderío militar. Norcorea es un país demasiado pequeño para EE.UU., tanto en la extensión territorial como en el número de la población. Empero, tiene a un ejército y pueblo fieles a su causa y que reciben la orientación de su Máximo Dirigente Kim Jong Un, dotado de una singular perspicacia y coraje.

    La confrontación militar es en esencia fruto de la política hostil de Estados Unidos hacia Norcorea. 

    La tercera ley de Newton sobre la acción y la reacción tiene sus aplicaciones no solamente en la física sino también en la arena política, pues Corea se ha hecho poderosa gracias a la prolongada presión norteamericana. 

    Con una gran variedad de poderosos medios nucleares, Pyongyang anuncia el fin de la era del chantaje nuclear unilateral de Washington, y mejor dicho, lo amenaza. 
    En conclusión, con el uso de la fuerza no hay arreglo del problema coreano. Corea es muy distinta a Libia y a Irak. La engañosa estrategia suavizadora tampoco va con la Corea “roja”. 

    Entonces, ¿cuál es la más correcta solución del rompecabezas?

    Es reconocer de corazón a la RPDC, renunciar a la política de hostilidad y establecer con ella las relaciones de paz. Una solución harto sencilla, pero por no hallarla Norteamérica ha sufrido hasta hoy derrota tras otra. 

    Si ella, quiera o no quiera, reconoce el status de Corea como potencia nuclear y persigue la coexistencia pacífica, podrá mantener su posición de potencia y continuar su existencia como imperio.

    Posted at 18:09:00 |  by Manuel Arismendi

    domingo, 20 de agosto de 2017

    Declaración conjunta de la Asociación de Amistad con Corea, KFA

    Delegación Oficial, Argentina
    Delegación Oficial, Brasil
    Delegación Oficial, Chile
    Delegación Oficial, México
    Delegación Oficial, Perú

    Como Delegados Oficiales de distintos países latinoamericanos de la Asociación de Amistad con Corea, KFA por sus siglas en inglés, venimos en rechazar de la forma más enérgica el reciente intento injerencista a manos del régimen racista norteamericano de Donald Trump, a través de su sicario que denominan “vicepresidente”, Mike Pence, quien en su reciente gira turística política trató de compelir a los Gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, México y Perú a que rompan relaciones diplomáticas con el Gobierno de la República Popular Democrática de Corea, en una medida de absoluta falta de respeto a las relaciones soberanas entre los pueblos.

    Este infame intento de aislar a la República Popular Democrática de Corea por parte de los fracasados deseos del imperialismo norteamericano, constituye una parte de su política de sometimiento a los pueblos, por la vía militar o por cualquier otra vía, a cómo diese lugar, debido a que el alcohólico de Trump anda ansioso por desatar una nueva guerra contra Corea, hecho que nosotros repudiamos de manera enérgica; primero, porque Estados Unidos vive de la guerra, y en segundo lugar porque la paz mundial se encuentra en peligro por culpa directa del imperialismo norteamericano, el que instiste con porfía en mantener sus tropas invasoras ocupando el sur de Corea a través de un régimen lacayo y totalitario, el que tiene miles de presos políticos, entre ellos, sindicalistas, intelectuales, religiosos y otros disidentes.

    De esta forma, apoyamos de forma resuelta y con la más firme convicción al Sistema y Gobierno de la República Popular Democrática de Corea, encabezado por el Querido Compañero, Mariscal Kim Jong Un, quien ha sabido poner a raya al imperialismo norteamericano y sus intentos de incendiar la península coreana para sacrificar a sus habitantes en pos de convertir a ese país hermano en una colonia yanki en su totalidad, hecho que nos parece alarmante y repudiable, porque ya millones de coreanos han sido masacrados por los Estados Unidos, y esta última actitud del régimen de Trump sólo contextualiza su naturaleza criminal y sin conocimiento de cualquier atisbo de humanidad, debido a su eterno y endémico amor al capitalismo.

    Apelamos a las naciones soberanas de América Latina que tienen vínculos diplomáticos con la República Popular Democrática de Corea a mantenerlos, porque son el reflejo de que nuestros pueblos buscan la fraternidad por medio de conocerse mutuamente y desean avanzar en la paz para alcanzar el progreso, mediante el intercambio soberano y de autodeterminación cultural.


    América Latina 19 de agosto, 2017


    Rechazo a maniobras injerencistas norteamericanas contra gobiernos soberanos de América Latina

    Declaración conjunta de la Asociación de Amistad con Corea, KFA

    Delegación Oficial, Argentina
    Delegación Oficial, Brasil
    Delegación Oficial, Chile
    Delegación Oficial, México
    Delegación Oficial, Perú

    Como Delegados Oficiales de distintos países latinoamericanos de la Asociación de Amistad con Corea, KFA por sus siglas en inglés, venimos en rechazar de la forma más enérgica el reciente intento injerencista a manos del régimen racista norteamericano de Donald Trump, a través de su sicario que denominan “vicepresidente”, Mike Pence, quien en su reciente gira turística política trató de compelir a los Gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, México y Perú a que rompan relaciones diplomáticas con el Gobierno de la República Popular Democrática de Corea, en una medida de absoluta falta de respeto a las relaciones soberanas entre los pueblos.

    Este infame intento de aislar a la República Popular Democrática de Corea por parte de los fracasados deseos del imperialismo norteamericano, constituye una parte de su política de sometimiento a los pueblos, por la vía militar o por cualquier otra vía, a cómo diese lugar, debido a que el alcohólico de Trump anda ansioso por desatar una nueva guerra contra Corea, hecho que nosotros repudiamos de manera enérgica; primero, porque Estados Unidos vive de la guerra, y en segundo lugar porque la paz mundial se encuentra en peligro por culpa directa del imperialismo norteamericano, el que instiste con porfía en mantener sus tropas invasoras ocupando el sur de Corea a través de un régimen lacayo y totalitario, el que tiene miles de presos políticos, entre ellos, sindicalistas, intelectuales, religiosos y otros disidentes.

    De esta forma, apoyamos de forma resuelta y con la más firme convicción al Sistema y Gobierno de la República Popular Democrática de Corea, encabezado por el Querido Compañero, Mariscal Kim Jong Un, quien ha sabido poner a raya al imperialismo norteamericano y sus intentos de incendiar la península coreana para sacrificar a sus habitantes en pos de convertir a ese país hermano en una colonia yanki en su totalidad, hecho que nos parece alarmante y repudiable, porque ya millones de coreanos han sido masacrados por los Estados Unidos, y esta última actitud del régimen de Trump sólo contextualiza su naturaleza criminal y sin conocimiento de cualquier atisbo de humanidad, debido a su eterno y endémico amor al capitalismo.

    Apelamos a las naciones soberanas de América Latina que tienen vínculos diplomáticos con la República Popular Democrática de Corea a mantenerlos, porque son el reflejo de que nuestros pueblos buscan la fraternidad por medio de conocerse mutuamente y desean avanzar en la paz para alcanzar el progreso, mediante el intercambio soberano y de autodeterminación cultural.


    América Latina 19 de agosto, 2017


    Posted at 18:55:00 |  by Manuel Arismendi

    domingo, 13 de agosto de 2017

    Por: Manuel Arismendi*

    El exitoso lanzamiento del Hwasong 14 demuestra la firme voluntad de la República Popular Democrática de Corea para apoyar y consolidar la paz mundial. Hoy más que nunca la estabilidad del mundo y su seguridad dependen de que este país avance en su propio camino de libertad y autodeterminación, lo que podemos advertir en diferentes campos, tales como el de la defensa, diálogo entre los pueblos, independencia y paz mundial.

    Defensa

    La República Popular Democrática de Corea nunca ha movilizado tropas para invadir ni someter a ningún pueblo en el mundo, ya que el diálogo entre las naciones es una de sus prioridades en la diplomacia que desarrolla. La RPD de Corea jamás, en toda su historia, ha enviado tropas invasoras a otras naciones soberanas como sí lo ha hecho Estados Unidos, régimen que de forma oprobiosa derrama sangre, y como se sabe, donde hay una embajada yanki, siempre habrán posibilidades de golpe de Estado si el país de turno no baila al ritmo de Washington y de sus brazos políticos: Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, entre otras de sus sucursales, además de sus satélites.

    Diálogo entre los pueblos

    El apoyo entre las naciones es fundamental. Siempre con el respeto debido se puede avanzar en una colaboración mutua. La RPD de Corea sostiene que tanto la amistad como el trabajo cooperativo en materia económica y social, entre otras, debe nacer desde la asociatividad y no desde la propiedad privada de los medios de producción, los que deberían ser de los Estados, de sus pueblos, y de sus trabajadores.

    Independencia

    En el campo de la amistad internacional, la RPD de Corea siempre ha privilegiado las relaciones entre pares, respetando la igualdad de condiciones. La independencia es parte de la matriz que impulsa la Idea Juche, ya que sin ella no tienen sentido las relaciones entre los pueblos, aspecto que ha vulnerado endémicamente el imperialismo norteamericano, el que de no encontrar una devota sumisión, procede a la destrucción de los pueblos y de sus procesos sociales, y de esto podemos enumerar los golpes de Estado a lo largo de la historia de los Estados Unidos, un país que ha estado en guerra desde su creación y que ha llevado hambre, muerte y destrucción a todo el mundo. Por poner algunos ejemplos, asistimos a las bravuconadas del presidente norteamericano, Donald Trump, el que amenaza a la República Popular Democrática de Corea, Venezuela, a la República Islámica de Irán de forma abierta, y tiene bajo sitio a Irak, Afganistán, Libia, Yemen y Siria.

    Paz mundial

    Debido a que la RPD de Corea cree en los procesos de autodeterminación de todos los pueblos del mundo, y propende a tal bajo el lema “pueblos del mundo, uníos” es que nunca ha enviado tropas a ningún país como lo ha hecho por defecto Estados Unidos. Tampoco la RPD de Corea ha atacado de forma flagrante a otros países como ocurrió en Hiroshima y Nagasaki. No obstante, se ha establecido una campaña para denostar a la RPD de Corea, como si representara la verdadera amenaza a la paz mundial, obviándose el dato que Estados Unidos ha llevado a cabo 1131 pruebas nucleares, muchos de los cuales han sido realizados fuera de su territorio, llevando la radiación a todo el mundo. La RPD de Corea ha realizado todas sus pruebas en su propio territorio, nunca ha ido a contaminar a nadie, como sí lo ha hecho Estados Unidos o Francia.
    Como corolario se puede afirmar que la RPD de Corea nunca va a iniciar un ataque contra otro país. Su poder nuclear es netamente defensivo, si no estaríamos asistiendo a un holocausto nuclear que acabaría con el mundo tal como hoy lo conocemos.
    El lanzamiento del Hwasong 14 viene a significar un avance sustancial como garante de la paz evitando que el imperialismo norteamericano haga lo mismo en la RPD de Corea como lo ha hecho con otras naciones azotadas por el amor al dinero de Washington, y que busca implantar una dictadura capitalista como lo ha hecho en el sur de Corea, donde todavía hay tropas extranjeras norteamericanas vulnerando la soberanía de ese país, a lo que se suma la instalación del muro implantado unilateralmente por los títeres surcoreanos, a espaldas de toda la nación coreana con la asistencia de los Estados Unidos, quienes realizan ejercicios militares provocativos y toda clase de artilugios que mantendrán a la península coreana siempre bajo tensión. Si las tropas norteamericanas se retiran, la paz en esta zona podrá imperar, mientras tanto lo que veremos siempre será una sucia campaña de desinformación y tergiverzación contra el proceso popular coreano.
    La posibilidad de una guerra nuclear estará siempre vigente gracias al roce constante proveniente de los Estados Unidos. La contracara de ello reside en la RPD de Corea, que ha recurrido al disuasivo pacífico y netamente defensivo nuclear, el que jamás será utilizado para atacar, sino sólo para defenderse.
    Es menester de la RPD de Corea velar por su independencia, seguridad de su pueblo e impedir que el imperialismo norteamericano incendie el planeta.

    *Manuel Arismendi es periodista y el Delegado Oficial en Chile de la Asociación de Amistad con Corea, KFA, por sus siglas en inglés.

    Lanzamiento del Hwasong 14, apoyo para la paz mundial

    Por: Manuel Arismendi*

    El exitoso lanzamiento del Hwasong 14 demuestra la firme voluntad de la República Popular Democrática de Corea para apoyar y consolidar la paz mundial. Hoy más que nunca la estabilidad del mundo y su seguridad dependen de que este país avance en su propio camino de libertad y autodeterminación, lo que podemos advertir en diferentes campos, tales como el de la defensa, diálogo entre los pueblos, independencia y paz mundial.

    Defensa

    La República Popular Democrática de Corea nunca ha movilizado tropas para invadir ni someter a ningún pueblo en el mundo, ya que el diálogo entre las naciones es una de sus prioridades en la diplomacia que desarrolla. La RPD de Corea jamás, en toda su historia, ha enviado tropas invasoras a otras naciones soberanas como sí lo ha hecho Estados Unidos, régimen que de forma oprobiosa derrama sangre, y como se sabe, donde hay una embajada yanki, siempre habrán posibilidades de golpe de Estado si el país de turno no baila al ritmo de Washington y de sus brazos políticos: Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, entre otras de sus sucursales, además de sus satélites.

    Diálogo entre los pueblos

    El apoyo entre las naciones es fundamental. Siempre con el respeto debido se puede avanzar en una colaboración mutua. La RPD de Corea sostiene que tanto la amistad como el trabajo cooperativo en materia económica y social, entre otras, debe nacer desde la asociatividad y no desde la propiedad privada de los medios de producción, los que deberían ser de los Estados, de sus pueblos, y de sus trabajadores.

    Independencia

    En el campo de la amistad internacional, la RPD de Corea siempre ha privilegiado las relaciones entre pares, respetando la igualdad de condiciones. La independencia es parte de la matriz que impulsa la Idea Juche, ya que sin ella no tienen sentido las relaciones entre los pueblos, aspecto que ha vulnerado endémicamente el imperialismo norteamericano, el que de no encontrar una devota sumisión, procede a la destrucción de los pueblos y de sus procesos sociales, y de esto podemos enumerar los golpes de Estado a lo largo de la historia de los Estados Unidos, un país que ha estado en guerra desde su creación y que ha llevado hambre, muerte y destrucción a todo el mundo. Por poner algunos ejemplos, asistimos a las bravuconadas del presidente norteamericano, Donald Trump, el que amenaza a la República Popular Democrática de Corea, Venezuela, a la República Islámica de Irán de forma abierta, y tiene bajo sitio a Irak, Afganistán, Libia, Yemen y Siria.

    Paz mundial

    Debido a que la RPD de Corea cree en los procesos de autodeterminación de todos los pueblos del mundo, y propende a tal bajo el lema “pueblos del mundo, uníos” es que nunca ha enviado tropas a ningún país como lo ha hecho por defecto Estados Unidos. Tampoco la RPD de Corea ha atacado de forma flagrante a otros países como ocurrió en Hiroshima y Nagasaki. No obstante, se ha establecido una campaña para denostar a la RPD de Corea, como si representara la verdadera amenaza a la paz mundial, obviándose el dato que Estados Unidos ha llevado a cabo 1131 pruebas nucleares, muchos de los cuales han sido realizados fuera de su territorio, llevando la radiación a todo el mundo. La RPD de Corea ha realizado todas sus pruebas en su propio territorio, nunca ha ido a contaminar a nadie, como sí lo ha hecho Estados Unidos o Francia.
    Como corolario se puede afirmar que la RPD de Corea nunca va a iniciar un ataque contra otro país. Su poder nuclear es netamente defensivo, si no estaríamos asistiendo a un holocausto nuclear que acabaría con el mundo tal como hoy lo conocemos.
    El lanzamiento del Hwasong 14 viene a significar un avance sustancial como garante de la paz evitando que el imperialismo norteamericano haga lo mismo en la RPD de Corea como lo ha hecho con otras naciones azotadas por el amor al dinero de Washington, y que busca implantar una dictadura capitalista como lo ha hecho en el sur de Corea, donde todavía hay tropas extranjeras norteamericanas vulnerando la soberanía de ese país, a lo que se suma la instalación del muro implantado unilateralmente por los títeres surcoreanos, a espaldas de toda la nación coreana con la asistencia de los Estados Unidos, quienes realizan ejercicios militares provocativos y toda clase de artilugios que mantendrán a la península coreana siempre bajo tensión. Si las tropas norteamericanas se retiran, la paz en esta zona podrá imperar, mientras tanto lo que veremos siempre será una sucia campaña de desinformación y tergiverzación contra el proceso popular coreano.
    La posibilidad de una guerra nuclear estará siempre vigente gracias al roce constante proveniente de los Estados Unidos. La contracara de ello reside en la RPD de Corea, que ha recurrido al disuasivo pacífico y netamente defensivo nuclear, el que jamás será utilizado para atacar, sino sólo para defenderse.
    Es menester de la RPD de Corea velar por su independencia, seguridad de su pueblo e impedir que el imperialismo norteamericano incendie el planeta.

    *Manuel Arismendi es periodista y el Delegado Oficial en Chile de la Asociación de Amistad con Corea, KFA, por sus siglas en inglés.

    Posted at 14:36:00 |  by Manuel Arismendi

    lunes, 19 de junio de 2017

    Temuco, Chile a 19 de junio de 2017

    Querido y apreciado Camarada Kim Jong Un, 
    Presidente del Partido del Trabajo de Corea, 
    Presidente del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea 
    Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea
    Presente

    La Asociación de Amistad con Corea en Chile, KFA Chile, le saluda atentamente a usted con motivo de sumarse a los festejos y celebraciones del 53 Aniversario del Inicio del Trabajo del Gran Dirigente camarada KIM JONG IL, en el Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, gran hito conducente a un ingente desempeño ideoteórico y práctico que puso a la República Popular Democrática de Corea en la vanguardia de la revolución socialista mundial, edificando los cimientos para una sociedad justa y generosa, y como un importante precedente para el estudio de las masas populares que trabajan por esta noble causa en todo el planeta, siempre con miras a la liberación de los pueblos subyugados por el imperialismo norteamericano.

    Por tal motivo, los beneficiarios directos de esta gestión revolucionaria, encabezada por el Gran Dirigente camarada Kim Jong Il, gozarán siempre de la independencia, soberanía y autodeterminación en la República Popular Democrática de Corea.

    Le felicitamos a usted, y por su intermedio, al Partido de los Trabajadores de Corea, Estado, Ejército y pueblo coreano, deseándole siempre, buena salud y mucha fuerza en este desempeño.

    Agradeciendo su atención, queda de usted, fraternalmente,

    Asociación de Amistad con Corea en Chile

    Breve biografía de Kim Jong Il
    
    Kim Jong Il nació el 16 de febrero de 1942 en el campamento secreto del monte Paektu de Corea como el primogénito del Presidente Kim Il Sung y la heroína antijaponesa Kim Jong Suk.

    Cursó los estudios de la primaria y secundaria desde septiembre de 1950 hasta agosto de 1960.

    Estudió en la Universidad Kim Il Sung desde septiembre de 1960 hasta marzo de 1964.

    El 22 de julio de 1961 ingresó en el Partido del Trabajo de Corea.

    Fungió como instructor del Comité Central del PTC desde junio de 1964 y se desempeñó sucesivamente como jefe de sección, subjefe y jefe de departamento de la misma organización.

    Fue elegido miembro del CC del Partido en el Quinto Pleno del V período del CC del Partido en octubre de 1972 y secretario del CC del Partido en el Séptimo Pleno del V período del CC del Partido en septiembre de 1973.

    Fue designado como miembro del Comité Político del CC del Partido y sucesor del Presidente Kim Il Sung en el Octavo Pleno del V período del CC del Partido en febrero de 1974.

    Fue elegido miembro del Presidium del Buró Político y Secretario del CC del Partido, y miembro de su Comisión Militar Central en el Sexto Congreso del PTC en octubre de 1980.

    Fue diputado a la Asamblea Popular Suprema de la RPDC para sus VII-XII Legislaturas en el período de febrero de 1982 a marzo de 2009.

    Fue elegido primer vicepresidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC en la Primera Sesión de la IX Legislatura de la Asamblea Popular Suprema en mayo de 1990.

    En diciembre de 1991asumió el cargo de Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

    En abril de 1992 recibió el título de Mariscal de la República Popular Democrática de Corea.

    Fue elegido Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC en la Quinta Sesión de la IX Legislatura de la Asamblea Popular Suprema en abril de 1993.

    Fue elegido Secretario General del PTC en octubre de 1997 y reelegido como tal en la III Conferencia del PTC en septiembre de 2010.

    Fue reelegido Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC en las Primeras Sesiones de las X, XI y XII Legislaturas de la Asamblea Popular Suprema en septiembre de 1998, en el mismo mes de 2003 y en abril de 2009, respectivamente.

    Dedicó continuos e incansables esfuerzos para la construcción de un Estado poderoso y próspero y el mejoramiento de la vida del pueblo, siguiendo la durísima marcha forzada, y como consecuencia del desgaste mental y físico, excesivamente acumulado, falleció por una afección repentina el 17 de diciembre de 2011 en un viaje de trabajo.

    El ejército y pueblo coreano lo enaltecieron como eterno Secretario General del PTC y Presidente del CDN en la IV Conferencia del PTC y la Quinta Sesión de la XII Legislatura de la APS de la RPD de Corea, efectuadas en abril de 2012.

    En el VII Congreso del PTC celebrado en mayo de 2016, fue enaltecido como el eterno líder del PTC.

    Con sus afanosas meditaciones y búsquedas, Kim Jong Il desplegó extensas y profundas actividades ideo-teóricas y sacó a luz numerosas obras, la mayoría de las cuales están compiladas en “Obras Escogidas” (15 tomos) y “Por el triunfo de la causa revolucionaria del Juche” (10 tomos).

    Recibió el título de Héroe de la RPDC en 1975, 1982, 1992 y 2011, la Orden Kim Il Sung en 1978, 1982, 1992 y 2012, el Premio Kim Il Sung en febrero de 1973 y marzo de 2012 y otras muchas distinciones y medallas.

    En febrero de 2012 fue condecorado con el título de Generalísimo de la RPD de Corea.

    Recorrió una trayectoria de 98 000 kilómetros en sus viajes al extranjero hechos en 18 ocasiones desde enero de 1959 hasta agosto de 2011.

    Recibió 383 órdenes, medallas y títulos honoríficos de varios países del mundo.

    53 Aniversario del Inicio del Trabajo del Gran Dirigente camarada KIM JONG IL, en el Comité Central del Partido del Trabajo de Corea

    Temuco, Chile a 19 de junio de 2017

    Querido y apreciado Camarada Kim Jong Un, 
    Presidente del Partido del Trabajo de Corea, 
    Presidente del Comité de Estado de la República Popular Democrática de Corea 
    Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea
    Presente

    La Asociación de Amistad con Corea en Chile, KFA Chile, le saluda atentamente a usted con motivo de sumarse a los festejos y celebraciones del 53 Aniversario del Inicio del Trabajo del Gran Dirigente camarada KIM JONG IL, en el Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, gran hito conducente a un ingente desempeño ideoteórico y práctico que puso a la República Popular Democrática de Corea en la vanguardia de la revolución socialista mundial, edificando los cimientos para una sociedad justa y generosa, y como un importante precedente para el estudio de las masas populares que trabajan por esta noble causa en todo el planeta, siempre con miras a la liberación de los pueblos subyugados por el imperialismo norteamericano.

    Por tal motivo, los beneficiarios directos de esta gestión revolucionaria, encabezada por el Gran Dirigente camarada Kim Jong Il, gozarán siempre de la independencia, soberanía y autodeterminación en la República Popular Democrática de Corea.

    Le felicitamos a usted, y por su intermedio, al Partido de los Trabajadores de Corea, Estado, Ejército y pueblo coreano, deseándole siempre, buena salud y mucha fuerza en este desempeño.

    Agradeciendo su atención, queda de usted, fraternalmente,

    Asociación de Amistad con Corea en Chile

    Breve biografía de Kim Jong Il
    
    Kim Jong Il nació el 16 de febrero de 1942 en el campamento secreto del monte Paektu de Corea como el primogénito del Presidente Kim Il Sung y la heroína antijaponesa Kim Jong Suk.

    Cursó los estudios de la primaria y secundaria desde septiembre de 1950 hasta agosto de 1960.

    Estudió en la Universidad Kim Il Sung desde septiembre de 1960 hasta marzo de 1964.

    El 22 de julio de 1961 ingresó en el Partido del Trabajo de Corea.

    Fungió como instructor del Comité Central del PTC desde junio de 1964 y se desempeñó sucesivamente como jefe de sección, subjefe y jefe de departamento de la misma organización.

    Fue elegido miembro del CC del Partido en el Quinto Pleno del V período del CC del Partido en octubre de 1972 y secretario del CC del Partido en el Séptimo Pleno del V período del CC del Partido en septiembre de 1973.

    Fue designado como miembro del Comité Político del CC del Partido y sucesor del Presidente Kim Il Sung en el Octavo Pleno del V período del CC del Partido en febrero de 1974.

    Fue elegido miembro del Presidium del Buró Político y Secretario del CC del Partido, y miembro de su Comisión Militar Central en el Sexto Congreso del PTC en octubre de 1980.

    Fue diputado a la Asamblea Popular Suprema de la RPDC para sus VII-XII Legislaturas en el período de febrero de 1982 a marzo de 2009.

    Fue elegido primer vicepresidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC en la Primera Sesión de la IX Legislatura de la Asamblea Popular Suprema en mayo de 1990.

    En diciembre de 1991asumió el cargo de Comandante Supremo del Ejército Popular de Corea.

    En abril de 1992 recibió el título de Mariscal de la República Popular Democrática de Corea.

    Fue elegido Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC en la Quinta Sesión de la IX Legislatura de la Asamblea Popular Suprema en abril de 1993.

    Fue elegido Secretario General del PTC en octubre de 1997 y reelegido como tal en la III Conferencia del PTC en septiembre de 2010.

    Fue reelegido Presidente del Comité de Defensa Nacional de la RPDC en las Primeras Sesiones de las X, XI y XII Legislaturas de la Asamblea Popular Suprema en septiembre de 1998, en el mismo mes de 2003 y en abril de 2009, respectivamente.

    Dedicó continuos e incansables esfuerzos para la construcción de un Estado poderoso y próspero y el mejoramiento de la vida del pueblo, siguiendo la durísima marcha forzada, y como consecuencia del desgaste mental y físico, excesivamente acumulado, falleció por una afección repentina el 17 de diciembre de 2011 en un viaje de trabajo.

    El ejército y pueblo coreano lo enaltecieron como eterno Secretario General del PTC y Presidente del CDN en la IV Conferencia del PTC y la Quinta Sesión de la XII Legislatura de la APS de la RPD de Corea, efectuadas en abril de 2012.

    En el VII Congreso del PTC celebrado en mayo de 2016, fue enaltecido como el eterno líder del PTC.

    Con sus afanosas meditaciones y búsquedas, Kim Jong Il desplegó extensas y profundas actividades ideo-teóricas y sacó a luz numerosas obras, la mayoría de las cuales están compiladas en “Obras Escogidas” (15 tomos) y “Por el triunfo de la causa revolucionaria del Juche” (10 tomos).

    Recibió el título de Héroe de la RPDC en 1975, 1982, 1992 y 2011, la Orden Kim Il Sung en 1978, 1982, 1992 y 2012, el Premio Kim Il Sung en febrero de 1973 y marzo de 2012 y otras muchas distinciones y medallas.

    En febrero de 2012 fue condecorado con el título de Generalísimo de la RPD de Corea.

    Recorrió una trayectoria de 98 000 kilómetros en sus viajes al extranjero hechos en 18 ocasiones desde enero de 1959 hasta agosto de 2011.

    Recibió 383 órdenes, medallas y títulos honoríficos de varios países del mundo.

    Posted at 3:02:00 |  by Manuel Arismendi

    miércoles, 3 de mayo de 2017


    Debido al candente y peligroso clima de confrontación nuclear en toda Corea, creado por los Estados Unidos y su régimen satélite surcoreano, la Delegación chilena de la Asociación de Amistad con Corea (KFA, por sus siglas en inglés) tiene el deber de anunciar a la comunidad de nuestro país que, rechaza toda situación belicista creada por el régimen capitalista estadounidense de Donald Trump.

    Este bravucón comportamiento de la Casa Blanca busca cambiar el sistema político del país asiático, en favor de los auspiciadores comerciales de Trump, es decir, en beneficio de las grandes corporaciones que buscan el dominio de todos los bancos centrales del mundo, los cuales, si encuentran resistencia cultural en aquellos países soberanos, como la RPD de Corea, los cercan y amenazan con invadirlos para que se añadan a su lista de naciones satélites. 

    Lo último es la tirante situación proveniente de los ejercicios conjuntos militares Key Resolve y Foal Eagle-17, en los cuales los imperialistas norteamericanos regresaron a su eterna actitud de provocación militar, con entrenamientos virtuales de lanzamiento de bombas nucleares contra la RPD de Corea, empleando para ello la escuadrilla B-1B en el espacio aéreo surcoreano.

    Es necesario aclarar que la RPD de Corea ha desarrollado armamento nuclear para no correr la misma suerte de Libia, Afganistán, Irak o Siria, ya que de lo contrario se habría instalado un régimen del terror cuyo cuño es el capitalismo en su estado más extremo, donde las corporaciones pretendan privatizar los recursos naturales o servicios básicos en favor de un puñado de empresarios que tienen el lucro como sello distintivo, en detrimento de las grandes mayorías de los pueblos.

    En algunos casos, Estados Unidos ha usado peones bastardos para instaurar regimenes capitalistas en sus colonias, por ejemplo, a través de golpes de Estado, los que, finalmente privatizan o consesionan los recursos en favor de sus corporaciones e industrias, lo que impide el desarrollo pleno de las naciones sometidas.

    Solidarizamos con la RPD de Corea porque pensamos que es un país soberano, con el pleno derecho a la autodeterminación y al desarrollo en base a su propio estilo cultural, lo que así ha sido desde que se liberó del yugo imperialista japonés y norteamericano, debiendo defenderse en la II Guerra Mundial, y luego, frente a la invasión estadounidense, saliendo vencedora en ambas instancias.

    De forma equivocada, y de manera mal intencionada, se plantea que es la RPD de Corea es el país que amenaza al mundo, lo que proviene de matrices de opinión surgidas del seno del espionaje norteamericano, replicado por sus lacayos sucoreanos y cuyo eco se repite en plataformas comerciales o corporativas. Pero, la situación en bien clara, son los Estados Unidos quienes han movilizado miles de kilómetros a sus tropas, para: invadir, ocupar y amenazar, no es el Gobierno norcoreano el que hace este ejercicio. La RPD de Corea solo defiende su territorio y soberanía, y por ello tiene el legítimo derecho a desarrollar la tecnología defensiva para este deber y no terminar siendo arrasada.

    Por último, alertamos a los pueblos del mundo, y a nuestros compatriotas en Chile que hacer causa común con los Estados Unidos, es plegarse a los intereses que siempre han perjudicado la soberanía de  nuestro país, coincidencia por la cual nace este apoyo a Corea del norte.

    Asociación de Amistad con Corea, Delegación Oficial de Chile

    Delegación chilena de la Asociación de Amistad con Corea rechaza amenazas norteamericanas


    Debido al candente y peligroso clima de confrontación nuclear en toda Corea, creado por los Estados Unidos y su régimen satélite surcoreano, la Delegación chilena de la Asociación de Amistad con Corea (KFA, por sus siglas en inglés) tiene el deber de anunciar a la comunidad de nuestro país que, rechaza toda situación belicista creada por el régimen capitalista estadounidense de Donald Trump.

    Este bravucón comportamiento de la Casa Blanca busca cambiar el sistema político del país asiático, en favor de los auspiciadores comerciales de Trump, es decir, en beneficio de las grandes corporaciones que buscan el dominio de todos los bancos centrales del mundo, los cuales, si encuentran resistencia cultural en aquellos países soberanos, como la RPD de Corea, los cercan y amenazan con invadirlos para que se añadan a su lista de naciones satélites. 

    Lo último es la tirante situación proveniente de los ejercicios conjuntos militares Key Resolve y Foal Eagle-17, en los cuales los imperialistas norteamericanos regresaron a su eterna actitud de provocación militar, con entrenamientos virtuales de lanzamiento de bombas nucleares contra la RPD de Corea, empleando para ello la escuadrilla B-1B en el espacio aéreo surcoreano.

    Es necesario aclarar que la RPD de Corea ha desarrollado armamento nuclear para no correr la misma suerte de Libia, Afganistán, Irak o Siria, ya que de lo contrario se habría instalado un régimen del terror cuyo cuño es el capitalismo en su estado más extremo, donde las corporaciones pretendan privatizar los recursos naturales o servicios básicos en favor de un puñado de empresarios que tienen el lucro como sello distintivo, en detrimento de las grandes mayorías de los pueblos.

    En algunos casos, Estados Unidos ha usado peones bastardos para instaurar regimenes capitalistas en sus colonias, por ejemplo, a través de golpes de Estado, los que, finalmente privatizan o consesionan los recursos en favor de sus corporaciones e industrias, lo que impide el desarrollo pleno de las naciones sometidas.

    Solidarizamos con la RPD de Corea porque pensamos que es un país soberano, con el pleno derecho a la autodeterminación y al desarrollo en base a su propio estilo cultural, lo que así ha sido desde que se liberó del yugo imperialista japonés y norteamericano, debiendo defenderse en la II Guerra Mundial, y luego, frente a la invasión estadounidense, saliendo vencedora en ambas instancias.

    De forma equivocada, y de manera mal intencionada, se plantea que es la RPD de Corea es el país que amenaza al mundo, lo que proviene de matrices de opinión surgidas del seno del espionaje norteamericano, replicado por sus lacayos sucoreanos y cuyo eco se repite en plataformas comerciales o corporativas. Pero, la situación en bien clara, son los Estados Unidos quienes han movilizado miles de kilómetros a sus tropas, para: invadir, ocupar y amenazar, no es el Gobierno norcoreano el que hace este ejercicio. La RPD de Corea solo defiende su territorio y soberanía, y por ello tiene el legítimo derecho a desarrollar la tecnología defensiva para este deber y no terminar siendo arrasada.

    Por último, alertamos a los pueblos del mundo, y a nuestros compatriotas en Chile que hacer causa común con los Estados Unidos, es plegarse a los intereses que siempre han perjudicado la soberanía de  nuestro país, coincidencia por la cual nace este apoyo a Corea del norte.

    Asociación de Amistad con Corea, Delegación Oficial de Chile

    Posted at 20:20:00 |  by Manuel Arismendi
    Blogger templates. Proudly Powered by Blogger.
    back to top